• Tu cesta esta vacía!

En Contra o a favor del chupete?

Es mejor calmar a tu bebé con un chupete o al contrario hay que evitarlo por todos los medios?

Trabajos científicos empiezan a aparecer sobre este tema ,ya que se estiman en 80 % los padres que optan por dar el chupete a su recién nacido. La mayoría de los especialistas consideran favorable utilizar el chupete y los dentistas explican que no hay ningún problema si dejan de utilizarlo antes de los 3 años.

El chupete de bebé: Las ventajas

Un bebé tiene una necesidad fisiológica de chupar, ya sea el chupete, el pecho de mamá o el dedo. Esto le tranquiliza y le relaja gracias a la endorfina (hormona del bienestar) secretada durante la succión. Es preferible el chupete que el dedo, ya que cuando el niño crece es casi imposible impedir que se lo chupe, mientras que el chupe se puede ir retirando poco a poco ,empezando por dárselo en horas puntas (como a la hora de dormir) ,momentos donde necesite ser reconfortado si se hace daño, si se siente cansado …..y así hasta la retirada total según vaya creciendo.

El chupete, el pecho o dedo tranquilizan el bebé relajándolo y proporcionándole placer. A menudo durante los primeros meses suele ayudar a los padres  primerizos a calmar al bebé y así gozar de mayor paz para relacionarse con èl. Sobre todo el chupete disminuye el estado de tensión de los recién nacidos ,es “pacificador”.

Se atribuye al chupete una mejoría  del ritmo de vida, es decir: de los horarios del sueño, de la alimentación … alivia al bebé durante los episodios de cólicos del recién nacido y durante el dolor al salir los primeros dientes.

Estudios recientes han demostrado que su uso durante el sueño reduce el riesgo de muerte súbita del recién nacido.

Otras ventajas ,según estudios demostrados sobre el chupete, destacan el efecto analgésico de la succión sobre el bebé prematuro o que haya sufrido alguna intervención.

El chupete de bebé: Los inconvenientes 

Referente a los inconvenientes del chupete, (si se lo damos demasiado pronto), nos encontramos que puede dificultar la lactancia materna, ya que el bebé tira más del chupete que del pecho materno y esto frenaría la producción de leche, pudiendo en algunos casos ,hacer que se fracase la lactancia materna. De hecho es considerado un factor desfavorable por la OMS.

Se ha demostrado un mayor nùmero de casos de otitis, y obstrucciones nasales en niños utilizando el chupete después de los 6 meses. 

También es un gran nido de microbios: se cae a menudo, lo roza todo, pasa por todas las manos en la guardería ,en casa, en la calle… 

Tampoco es favorecedor para el bebé ,si al menor lloriqueo le ponemos el chupete en lugar de interactuar con él y reconfortarle, podría retardar la comunicación si el bebé lo utilizara para refugiarse en él.

Para algunos padres que no participan en la retirada del chupete a su hijo, no enseñarle a quitarse el chupete de la boca para hablar, equivale a mantenerlo en su estado de bebé. 

Cuando el niño coge el hábito del chupete, ya no podrá pasarse sin él, y por mucho tiempo…

Pueden llegar a ser perturbadores del sueño ya que puede crear dependencia y no conseguir dormir sin él y en algunos casos ,los niños se despiertan buscándolo por la noche si se les cae.

 Conclusión 

 Si optas por el chupete ten en cuenta :

  • Que no sea en los primeros días de vida sino a partir de los 3 o 4 semanas, que ya se habrá adaptado a la lactancia materna.
  • El chupete se debe lavar y esterilizar con frecuencia.
  • No proponer el chupete si el niño esta jugando y ocupado ,intentar que solo lo utilice para dormir y tranquilizarse.
  • Es aconsejable retirar el chupete a partir del primer o segundo año y nunca pasar de los tres años.